La cirugía estética y la autoestima: Desde mediados del siglo XIX la medicina moderna ha estado al servicio de las personas. La medicina ha ayudado a diagnosticar, tratar y  curar enfermedades, afecciones y patologías, que hace siglos eran una sentencia de muerte.

Cirugia estetica y autoestima

Hoy hablaremos de una rama de la medicina, la cirugía plástica, cuyos efectos, se basan más en lo psicológico y en la salud mental. Y cómo puede ayudarnos a ser más felices, y seguros.

Salud o estética

Ante todo hay que decir que hay un gran número de pacientes que deciden someterse a procedimientos estéticos por razones de salud. Y no tanto por falta de autoestima. Por ejemplo el caso de algunas mujeres que desean una reducción de sus mamas, no siempre responden a un problema estético, sino más bien de salud. Bien por todos es conocido que unas mamas grandes pueden ocasionar problemas de salud como dolores de espalda o dificultad para respirar.

Para otros pacientes, la inseguridad y las miradas constantes de una sociedad poco tolerante, les ha llevado a someterse a un procedimiento para corregir una característica física única, que no siempre resultaría peligrosa para su salud, sino que responde más bien a cuestiones estéticas.
Más que la alteración y mejora de su apariencia, el problema subyacente consiste en abordar los problemas de autoestima, lo cual les da la capacidad de tener más confianza en sí mismos y tener una vida más feliz.

Efectos positivos de la cirugía estética

Muchos de nuestros clientes que han acudido a nuestra clínica a realizarse algún procedimiento revelaron haber alcanzado sus metas deseadas y se mostraron muy satisfechos con los resultados. Pero lo que es más importante, es que se sintieron más sanos, menos ansiosos y más seguros de sí mismos. La mayoría de los pacientes no sólo están satisfechos con la zona intervenida, sino que encuentran su apariencia general y su cuerpo más atractivos.

Desde la consulta del Dr Mr Redondo ante todo animamos a todas las personas a querer su cuerpo sean de la forma que sean. Una buena salud física, empieza por una buena salud mental, y si aprendemos a querernos con nuestros defectos, esa será la mayor prueba de amor sobre nosotros mismos.